fbpx

Di Mitrio Inmobiliaria

Di Mitrio Inmobiliaria

7 situaciones que vas a vivir cuando te mudes

Por Sofia Di Mitrio, Corredor Inmobiliario

7 situaciones que vas a vivir cuando te mudes

Mudarse de casa o de departamento es una experiencia que, por lo general, implica desafíos y cambios profundos. Aunque cada situación es única, algunas cosas son comunes e inevitables en la mayoría de las mudanzas. Aquí hay 7 situaciones recurrentes para que, conociéndolas con anticipación, puedas enfrentarlas con espíritu positivo.

1.Estrés y emociones intensas

La mudanza es, siempre, un desafío que conlleva estrés y emociones de alta intensidad. Es común experimentar ansiedad, o una mezcla de alegría y tristeza al dejar un hogar y adaptarse a uno nuevo. Y esto, tanto si se pasa de una casa a un departamento, como al revés. O de una casa chica a una amplia y mejor ubicada.

2.Desorden

Durante la tarea de la mudanza, es probable que surja un cierto desorden temporal. Las cajas, los canastos, los muebles y otras pertenencias harán que el espacio parezca un poco caótico hasta que todo esté organizado en la nueva ubicación. Incluso, ese pequeño caos genera una falsa sensación de falta de lugar o de metros cuadrados.

3.Cansancio

Este proceso requiere un tiempo y una energía considerables. Embalar, guardar, proteger, transportar y vaciar luego las cajas y los canastos lleva tiempo. Y es más que probable que se necesite dedicar una gran energía para una mudanza exitosa.

4.Objetos perdidos y dañados

A pesar de los esfuerzos que hagan las personas que se están mudando, puede haber casos de pérdida de objetos durante el cambio de un inmueble a otro. Es algo natural. Resulta importante, por eso, estar preparado para posibles contratiempos y tomar precauciones. Por ejemplo, hacer un listado de las cajas y canastos a transportar en el camión de la empresa de mudanzas.

También, colocar en el frente de ellos una hoja que indique el contenido. Junto con ese tema, es posible que algunos objetos, delicados o no, reciban alguna rayadura u otro daño. Esto sucede con jarrones, sillas, espejos y otros elementos. Para evitarlo se requiere envolverlos y protegerlos muy cuidadosamente con papel de diario, mantas, film con burbujas. Y siempre colocar un cartel de “muy frágil” sobre ellos. Ninguna precaución es excesiva.

5.Lenta adecuación al nuevo entorno

Adaptarse a un nuevo barrio o localidad exige tiempo. Es posible que el recién mudado se sienta fuera de lugar. Con el paso de los días y las semanas –y la interacción con la nueva comunidad–, se irán acomodando los sentimientos.

6.Gastos no planeados

Aunque se intente planificar y presupuestar todo, a menudo surgen gastos inesperados durante una mudanza. Por ejemplo, la reparación de la escalera de la pileta de natación o la limpieza a fondo de la parrilla del balcón. Por lo tanto, al preparar el presupuesto es vital “presuponer” un margen de dinero extra para afrontar esos costos.

7.Aparición de elementos innecesarios o duplicados

La mudanza es una oportunidad para organizar y evaluar las pertenencias de las personas que dejan un hogar para ir hacia otro. Inevitablemente, habrá que tomar decisiones sobre qué conservar, donar, vender o desechar. Esto es algo que requiere tiempo, paciencia y mucho, mucho desapego. Cuando no sea posible resolver esa cuestión antes de la mudanza, un consejo que dan los expertos es colocar todos esos objetos en una caja con el rótulo “Para vender, tirar o donar”. Y abrirla una vez que en el nuevo hogar todo esté en su sitio.

Finalmente, hay que recordar esta máxima de Alan Cohen, autor estadounidense de libros de autosuperación: “Principio del formulario Mudarse es una invitación a descubrir nuevos horizontes, a explorar y a abrazar el cambio con valentía”.

Toda mudanza es un cambio y la vida en sí es cambio

En su célebre libro “Más allá del bien y del mal”, el filósofo alemán Friedrich Nietzsche reflexiona sobre la importancia del cambio y la superación de las convenciones establecidas. Este pensador destaca la naturaleza inesperada de la vida. Y la necesidad de estar preparado para adaptarse a los cambios, sin aferrarse rígidamente a expectativas preconcebidas.

El autor habla de la impermanencia y del fluir de la corriente de la vida, que es esencial para encontrar significado y crecimiento en el viaje personal de cada individuo y familia. También remarca que la vida no es justa ni injusta –como algunos pretenden calificarla–, sino aleatoria, azarosa.

El Proceso DM

Cuando te acerques a  Di Mitrio Inmobiliaria, te atenderemos siguiendo las pautas del Proceso DM. En él, a una de las pautas la llamamos Empoderarte. En otras palabras, brindarte información muy real sobre las distintas emociones que vas a vivir al mudarte. Tenemos más de 40 años de trayectoria en el sector y sabemos que esa información es vital para vos. ¿Te parece que charlemos sobre la venta de tu casa o tu departamento? Por favor, comunicarte ahora mismo con nosotros. ¡Muchas gracias!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *